Sígueme en Instagram...

...y también en Facebook.

miércoles, 10 de agosto de 2016

Las pinzas de los fonemas.

Como no podía ser de otra manera, junto a la conciencia léxica y semántica debemos trabajar la conciencia fonémica. Una manera entretenida de hacerlo es trabajando con este sencillo material. 

Necesitamos imprimir el documento WORD que os adjunto en el enlace (os lo dejo en WORD para que podáis editarlo a vuestro gusto), y pinzas de la ropa con todos los fonemas que tiene nuestra lengua. El juego consiste en repartir las pinzas por la mesa y dejar que cada participante vaya eligiendo tarjetas y colocando las pinzas necesarias para formar la palabra que aparece en dicha tarjeta. A mí me gusta escribir las pinzas por ambos lados, para que tenga mas emoción ir buscándolas y "robándoselas" al compañero. Además, al escribir las pinzas por ambas caras podemos trabar pseudopalabras con la otra "palabra" que se forme por detrás.

A veces incluso pongo poquitas pinzas de determinados fonemas, para complicar la tarea y que la persona con la que trabajamos sea consciente de que faltan esos fonemas. Si le echamos imaginación, puede llegar a ser realmente divertido, y no olvidemos que, de forma paralela, ¡estamos trabajando psicomotricidad fina! (los puntitos rojos de las pinzas sirven para indicar dónde hacer presión con los dedos para abrirlas).


NOTA!!! Es importante tener descarga la fuente "Escolar" en vuestros ordenadores, si queréis que las tarjetas queden igual que las de la foto




Bingo silábico.

¿Cómo trabajar conciencia silábica de forma divertida? ¡Jugando al bingo de las sílabas!
Aquí tenemos un juego muy sencillito para que las personas que lo necesiten tomen conciencia del número de sílabas que compone cada palabra. 

Colocamos las fichas boca abajo encima de la mesa, y cada jugador debe coger un cartón (los cuadraditos con puntos naranjas) e ir sacando fichas por turnos hasta que complete su tablero. Es decir, si coge la ficha con la imagen "perro", y en cu tablero no hay ningún cuadrado con dos puntos naranjas, devolverá esa ficha y pasará el turno al siguiente jugador. Si por el contrario tiene un cuadrado con dos puntos naranjas en su tablero, colocará encima la ficha del perro y pasará el turno de nuevo. Cada palabra debe ser colocada encima del cuadrado que tenga el mismo número de puntos que sílabas tenga la palabra correspondiente. 

¿¡Estáis preparados?!